SALUDO DEL PRESIDENTE

Julio García

Bienvenido a nuestra página, para vosotros que estáis leyendo, y a cuantos más os interese saber sobre el trabajo de Nueva Vida, será preciso reseñar que la razón de ser de esta entidad está basada en la búsqueda de la justicia, movida por la misericordia y sin duda, sirviendo desde la humildad y el reconocimiento de nuestra propia necesidad.

Inspirado en el libro de la Biblia en el que el profeta hace esta observación en un mundo desigual e injusto, con pocos valores y con el desprecio por la voz de Dios que clama en favor de la dignidad del ser humano. No es posible la felicidad sin creer en la igualdad y trabajar en favor de los demás. Identifico mi propia necesidad y me vuelvo solidario con mi próximo.

¡Ya se te ha declarado lo que es bueno! Ya se te ha dicho lo que de ti espera el Señor: Practicar la justicia, amar la misericordia, y humillarte ante tu Dios.

Miqueas 6:8.
NVI.

Al tener que parar y hacer una pausa para escribir y mirar hacia atrás para valorar al equipo técnico y de voluntarios que componen la familia Nueva Vida, no puedo menos que reconocer que su labor es muy positiva y ha mostrado avances importantes en el transcurso del año 2013. A pesar de estar aún en  una crisis latente y a la que poco se le ve la mejoría, se atiende a colectivos en riesgo de exclusión a los que se ayuda con el fin de dignificar su vida, todo ello está impreso en las páginas siguientes entre líneas y estadísticas.

 El incremento de programas de formación en las prisiones y fuera de ellas para este colectivo ha crecido de forma cuantitativa y cualitativa. Los números señalan los cursos de formación y trabajos que han redundado en la obtención de puestos de trabajo que en muchos casos y tras el abandono de los Centros Penitenciarios hubiera sido impensable alcanzar sin una plataforma segura. Todo ello con el apoyo asistencial que representan las casas de acogida que dan a todos los programas un marco más que seguro y garantizado después de más de 17 años de funcionamiento tanto para hombres como para mujeres.

De una manera especial este año ha sido bueno el Programa de Salud Mental, financiado por Caixa, en el que diez internos e internas han iniciado su proceso de inclusión y normalización social tras seis meses de trabajo ilusionante y esperanzador por los resultados ya obtenidos y los que se esperan, ya que ha sido un programa experimental con miras a consolidar.

El Programa Integral para Mujeres Víctimas de Trata con fines de Explotación Sexual, en el que igualmente se viene trabajando desde los orígenes de la Asociación, nos ha llenado de alegría. Sobre todo, los niños que han nacido, las mujeres que han abandonado el mundo de la prostitución. Los encuentros con sus familias y la vuelta a su dignidad como mujeres en el ejercicio de su propia libertad. Se ha consolidado el equipo multidisciplinar dando más estabilidad al programa.

La Cooperación al desarrollo, si bien se encuentra paralizada por falta de apoyos gubernamentales ha podido ser mantenida en Huaraz Perú por el apoyo personal de donantes y con resultados personales muy gratificantes para la población atendida y para los cooperantes que allí se encuentran.

Como desde hace algunos años me gusta terminar diciendo: Creo en la buena voluntad de las personas. Hace más el que quiere que el que puede. Si todos ponemos un poco, se verá convertido en mucho para otros más necesitados. Hubiéramos podido hacer más y hemos hecho más de lo que pensábamos que íbamos a hacer... Mi agradecimiento a todos por la Ilusión y el trabajo de cada día, agradecimiento a los voluntarios de una manera muy especial y que hago extensivo a las entidades públicas y privadas que han creído en nuestro trabajo. Sin la ilusión y el buen hacer no hubiéramos visto estos resultados. Ilusión para trabajar y esfuerzo para donar tiempo dinero y algo de nosotros mismos.

Y la  mayor satisfacción para mí son esas personas a las que los programas les han servido para ver la luz más allá del túnel y que de una manera anónima y libre están viviendo y aprendiendo a vivir disfrutando de su dignidad. ¡Todo un desafío a seguir trabajando!

           D. Julio García Celorio
           Presidente