Los proyectos

  • Mediación Cultural
  • Mediación Educativa
  • Mediación Familiar

MEDIACIÓN

MEDIACIÓN FAMILIAR

Continuamos con la mediación cultural en todas nuestras sedes, tomando en cada una de ellas un cariz particular conforme a las necesidades propias del entorno. Así pues en Santander y Camargo se efectuó como se venía realizando desde 2010 con extranjeros predominantemente de Hispanoamérica. Mientras que en Torrelavega se continúa con la población rumana por ser el segundo colectivo en número del municipio.

Cabe mencionar que la mediación cultural, trae consigo la implicación en otros campos, ya que la atención que se proporciona es integral, por lo que muy comúnmente iniciamos tratando el conflicto como cultural, pero terminamos trabajando también el ámbito familiar, educativo o laboral.

Objetivos:

Utilizar la mediación como modo de resolución de conflictos en algunos ámbitos que marcan de una u otra forma la convivencia.

Establecer relaciones de convivencia intercultural entre culturas minoritarias y mayoritarias, a través de la participación conjunta en la comunidad.

En cuanto a la actuación con la población extranjera se trató de responder a las necesidades planteadas por las familias reagrupadas, en su mayoría hispanoamericanas, las cuales por sus peculiaridades presentan conflictos dentro de la vida familiar, siendo necesaria una intervención muy estrecha con las figuras familiares de autoridad y los hijos. La mediación tiene un papel preventivo de conflictos que de no atenderse podrían derivar en problemas escolares, de adaptación y más tarde sociales.

El colectivo rumano atendido requirió acompañamiento a trámites y gestiones, asesoramiento en cuanto a las leyes de extranjería debido a los cambios sufridos en los dos últimos años, y especialmente interpretación y traducción. También se asesoró en el ámbito laboral, pero cabe destacar que la mayor demanda estuvo en el gran número de personas interesadas en el retorno y la consumación de éste.

MEDIACIÓN EDUCATIVA

Objetivos:

Facilitar el acceso a las enseñanzas regladas y no regladas mediante la orientación e información que facilite el éxito educativo.

Favorecer la comunicación entre alumno-familia- y centro educativo para el logro de los objetivos educativos.

La mediación educativa como parte del programa general de mediación, nace en 2012 como respuesta a las necesidades mostradas por los usuarios de otros de nuestros servicios especialmente la orientación laboral.
El servicio de mediación educativa se lleva a cabo desde la sede de Santander, y se trabaja con el alumno, familia y centro escolar. Cabe mencionar que la mayoría de los casos tratados son de manera preventiva, dando información y orientación que la población desconoce o aclarando dudas a los padres o alumnos, lo que facilita la comunicación con el centro y la resolución de futuros conflictos.

En otra línea se atiende dando información sobre el Sistema Educativo Español, la educación reglada y las enseñanzas no regladas. Así, conforme al perfil de cada usuario se le deriva y asesora sobre las opciones formativas y de los trámites y gestiones que deberá realizar, siendo en muchos casos desde la obtención de su certificado de la ESO, o bien desde una muy conveniente homologación.

MEDIACIÓN FAMILIAR

Los cambios que está experimentando la familia, los nuevos modelos familiares y el cambio en los roles de las figuras familiares ha hecho de la mediación en el ámbito familiar una herramienta imprescindible, que se lleva a cabo en todas nuestras sedes, asociada generalmente a algún otro programa. Es decir una familia extranjera que acude a nuestras oficinas solicitando información sobre reagrupación o educación, requerirá de la mediación en el ámbito familiar para integrar al miembro de la familia que llega, de la misma manera con un recluso trabajamos a la par el retorno a la familia, o la reestructuración de lazos familiares aún estando en prisión.

Objetivos:

Proporcionar un espacio adecuado que favorezca la comunicación entre los diferentes miembros de la familia.

Aumentar el respeto y confianza, favoreciendo que se establezcan nuevas relaciones entre los integrantes de la familia.