La Asociación Nueva Vida organiza una campaña de concienciación por el Día Internacional contra la explotación sexual y la trata de personas, durante la semana del 19 al 25 de septiembre.

Según datos oficiales, sólo el 1.5% del total de víctimas de trata de personas con fines de explotación sexual son identificadas por las autoridades españolas. Esto ocurre en un país, España, que tiene el primer puesto en Europa en consumo de prostitución y el tercero a nivel mundial.

Lo mismo ocurre en Cantabria, donde el año pasado sólo 2 mujeres fueron identificadas como víctimas de trata sexual y no hubo ninguna víctima de explotación sexual. Sin embargo, según datos de la Fiscalía, en nuestra provincia hay 8 clubs de alterne activos y más de 300 pisos para la prostitución.

Para Julio David García Justamante, Gerente Técnico de la Asociación Nueva Vida, esas cifras tan bajas tienen su razón de ser en un sistema de detección e identificación de víctimas que considera “un fracaso” y sostiene que, en consecuencia, “ahora mismo varios miles de mujeres víctimas de trata y explotación sexual, están siendo esclavizadas en clubs de alterne, pisos particulares, en la calle y en Internet a manos de hombres consumidores de prostitución”.

El Gerente de la entidad recuerda que la trata sexual y la explotación sexual, no sólo son un claro ejemplo de vulneración de derechos humanos y una forma de violencia extrema contra mujeres, niñas y niños, sino que además ambos fenómenos son un delito.

Para la ONG es fundamental que los clientes entiendan lo que hay detrás de las deslumbrantes luces de neón. Hay explotación sexual, hay trata de personas, hay mucha violencia, drogas, enfermedades, suicidios… Y añaden que “aunque hay otros elementos que favorecen que el sistema prostitucional siga rodando, la responsabilidad de los clientes de prostitución es enorme. Sin demanda no hay oferta. Es así de sencillo”, sentencian.

Por ello, la campaña de este año vuelve a poner el foco en los consumidores de prostitución. “Cuando compras, ¿sabes lo que pagas?” es la pregunta que la ONG hace a los hombres que demandan y consumen prostitución. Y así reza el cartel que han distribuido por varios puntos de la región, gracias al apoyo de los ayuntamientos de Santander, Camargo, Astillero, Polanco, Miengo, Ramales de Victoria, Castro Urdiales y Campoo de Enmedio.

A la iniciativa también se han unido dos ayuntamientos de la vecina Vizcaya: Santurce y Portugalete.

Agenda de actividades

La agenda de actividades prevista para la semana del 19 al 25 de septiembre en el marco de esta campaña, comienza con la presentación del libro “Traviesas”, de la escritora y directora de escena, Maije Guerrero. Una ficción que recoge un suceso dramático ocurrido en Barreda y que acabó con la vida de dos mujeres en situación de prostitución. El acto contará con la participación de la ONG, que ha publicado recientemente el “Primer Informe sobre prostitución en Santander”. La cita es el martes 20 de septiembre en el Centro Cívico Tabacalera a las 19.00 horas.

Al día siguiente, se ha organizado un acto en el Parlamento de Cantabria, en el que han sido invitadas autoridades y representantes políticos para la lectura de un manifiesto. “Necesitamos recordar a quienes diseñan políticas públicas, las propuestas que desde las organizaciones sociales hacemos para luchar contra la explotación sexual y la trata de personas”.

El día de la celebración, el viernes 23 de septiembre, ha sido convocada una concentración ciudadana en la Plaza del Ayuntamiento de Santander a las 18.00 horas. “Queremos seguir abriendo espacios donde las personas puedan manifestar abierta e incondicionalmente su rechazo a la trata y la explotación sexual”.

Por último, todas estas actividades serán difundidas desde la web y redes sociales de la entidad, donde publicarán contenido con el hashtag #sindemandanohaytrata y desde donde anima a la comunidad de usuarios/as del entorno digital a que se unan a la campaña y participen de las actividades.

Categories: Uncategorized

en_GBEnglish (UK)
es_ESEspañol zh_CN简体中文 en_GBEnglish (UK)